El uso de las luces del coche

No Comments

Sin categoría

Las luces del coche le permiten transitar por cualquier lugar bajo condiciones de poca visibilidad, además de poder ser visto por otros conductores, por ello forman parte del sistema de seguridad activa. Para quienes no están habituados a conducir y, en consecuencia, no se han familiarizado con sus elementos, puede ser un poco confuso comprender cuál es la función de cada tipo de luz y cuándo deben utilizarse.

El alumbrado del vehículo se acciona a través de controles de mandos que, por lo general, se localizan junto al volante como palancas o selectores para elegir la que amerite. Conociendo dónde se accionan las luces solo le queda aprender cuándo son necesarias.

Tipos de luces del coche y cuándo deben emplearse

Las luces deben utilizarse siempre que se justifique, de lo contrario, solo sería un gasto de energía y algo molesto para otros conductores. Como norma general, conviene encenderlas al llegar la puesta del sol y mantenerlas así hasta que haya otra vez  suficiente claridad natural.

Las luces de posición están próximas a las de corto alcance y sirven para mostrar en dónde se encuentra parqueado el coche en caso de estar en una zona oscura o en un área que lo ponga vulnerable; si debe detenerse en algún lugar durante la travesía, debe dejarlas encendidas para que pueda ser visto y así evitar un accidente. Las de corto alcance también se accionan al no haber mucha iluminación, como al caer la noche y recorre la ciudad, al pasar por un túnel o cuando llueve.

Por su parte, las luces de largo alcance son muy útiles para ver un área más amplia cuando hay demasiada oscuridad; de esa manera puede apreciar un panorama más extenso y así movilizarse de forma segura. Si es de noche, pero la claridad le da suficiente visibilidad, es preferible utilizar las de corto alcance para no deslumbrar a otro coche; una situación en la que no es necesario su uso es cuando se circula por una zona urbana, en donde con frecuencia hay la iluminación artificial apropiada.

Otro uso que se da a las luces largas es como tipo ráfaga o intermitencia, para advertir acerca de ciertas acciones, como cuando se desea adelantar a otro vehículo. Es muy útil para evitar que le tapen el paso al intentar dicha maniobra. Las luces de freno se activan de manera automática al frenar, mientras que las intermitentes se encienden para avisar que se realizará una acción particular fuera de lo normal y así los conductores que le sigan puedan tomar sus precauciones.

Es posible que las luces fallen por problemas eléctricos. Si su vehículo tiene muchas averías podría consultar en www.cochesparadesguace.com donde le ofrecen una tasación gratuita. Evite accidentes circulando en un coche en mal estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.